VIVIR

Escrito: 29 julio 2022 por Raúl (Administrador)
Etiquetas:

A veces, la vida te lleva a una serie de rutinas, miedos e insatisfacciones que te hacen sentir que estás viviendo sin vivir.

Esa vida no vivida se va impregnando de un barniz maloliente que hace saltar todas las alarmas. Sabes que algo no va bien y esa pestilencia te conmina a reflexionar para resolver un puzle que lleva demasiado tiempo incompleto.

Te sientas cara a cara frente a ese hedor y comienzas a buscar piezas aquí y allí al tiempo que te afanas en poner orden al caos que reina en derredor.

No sabes bien cómo hacerlo, pero, con gran denuedo, tratas de contrarrestar ese nauseabundo aroma con el que parece estar cincelado cada poro de tu piel.

Y poco a poco, los aromas van cambiando, el orden se va imponiendo al caos y te vas dando cuenta de lo mucho que merece la pena la vida cuando puede ser vivida, cuando puedes vivir viviendo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir con un amigo

*