FELICIDAD IMPOSTADA

Escrito: 18 julio 2020 por Raúl (Administrador)
Etiquetas:

Un hombre va al médico…

Dice que está deprimido…

Dice que la vida le parece implacable y cruel…

Dice que se siente solo en un mundo amenazante, donde lo que le aguarda es vago y confuso…

El médico dice: “el tratamiento es sencillo. Esta noche tenemos un gran payaso en la ciudad, Pagliacci. Vaya a verle, eso le animará”.

El hombre rompe a llorar…

Dice: “pero doctor, yo soy Pagliacci”.

De lo anterior, son muchas las lecturas que se pueden extraer, pero sin duda uno de los aspectos sobre el que nos hace reflexionar es la necesidad que tenemos de aparentar y de hacer siempre lo que se espera de nosotros. ¿Qué nos está pasando? ¿Por qué preferimos una felicidad impostada en una red social antes que la auténtica ventura? ¿Por qué buscamos con tanta urgencia aprobación social y alimento para nuestro ego en unos “likes” y “me gustas” completamente vacíos?

El monstruo narcisista que a todos nos domina a veces, nos está llevando a crear una sociedad patológica que en nada nos beneficia y que está convirtiéndonos en sombras anónimas que ni sienten ni padecen. No está de más, por tanto, exigirnos a todos un poco de reflexión para redirigir un rumbo desde hace tiempo perdido y labrar una senda segura hacia una felicidad genuina que no necesite de apariencias ni redes sociales.

¡Reflexionemos en pos de la felicidad!

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir con un amigo