CUANDO TODO ACABA

Escrito: 9 febrero 2020 por Raúl (Administrador)
Etiquetas:

Cuando todo acaba,

El corazón ya no late.

Se diluye esa ilusión de poder verte al final del día para arreglar juntos aquello que, en la mañana y en tu ausencia, parecía imposible de resolver.

Se pierde toda esperanza de recomponer juntos las piezas perdidas de un puzle, el nuestro, en apariencia perfecto. Solo en apariencia.

El alma, arrugada, se sobrecoge buscando consuelo en unas lágrimas que, a borbotones, bañan mi rostro en la soledad de la noche.

No hay orden ni concierto, todo parece inestable, incierto, imposible.

El cuerpo, trémulo, se sacude con los recuerdos de un ayer que ya no volverá a ser.

La decepción, con igual contundencia que la de un bravo oleaje, arrasa la mitificación de tu injustamente idolatrada efigie.

Dejas de ser diosa y, al bajar de tu pedestal con las vestiduras rasgadas, quedan a la vista todos esos defectos que, no sin dolor, me colocan a ras de suelo y me permiten reconocer una verdad hasta entonces tácita.

 

Cuando todo acaba,

Algo me acaricia el alma.

El corazón, que se creía muerto, se sorprende con un nuevo e inesperado latido.

Nuevas canciones deleitan a unos oídos que, ingenuos e inmaduros, creían haberlo escuchado todo.

Una sonrisa descorchada se desata emborronando ese gesto serio en el que tantas lágrimas amargas se han vertido.

La fría pesadumbre se torna en ligera calidez. Una calidez que me abraza y acurruca alisando todas y cada una de las arrugas de ese alma que ya se creía derrotada.

Una nueva energía se apodera de mí y me hace comprender que la única efigie a la que debo idolatrar es aquella que veo reflejada al situarme frente a un espejo.

Un nuevo amanecer se abre paso y, con su luz apabullante, arrebatadora, poderosa, me hace comprender que lo que el mar embravecido me arrebató ayer me lo devolverá hoy con la inevitable calma de la marea.

 

Porque en realidad cuando todo acaba, todo empieza.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir con un amigo
  1. Laura says:

    ¡Bravo!

  2. Fafi says:

    Gracias por este maravilloso texto, fruto, sin duda, de vida vivida.

  3. Raúl (Administrador) says:

    Respuesta a Laura: ¡Gracias!

  4. Raúl (Administrador) says:

    Respuesta a Fafi: gracias a ti por tu comentario, ya sabes lo muchísimo que valoro tu opinión siempre. Y gracias por seguir teniendo interés en leerme, es motivo de gran orgullo para mí.

  5. TEBO says:

    De lo mejor que has escrito en el blog.

  6. Raúl (Administrador) says:

    Respuesta a TEBO: muchas gracias, me alegra mucho que te haya gustado. Tenía un bloqueo desde hacía años que, al escribir esta entrada, pareció romperse. Todo fluía de manera natural al escribir y no te haces una idea de cuánto lo disfruté.