“¿QUÍEN SE HA LLEVADO MI QUESO?”

Escrito: 24 julio 2013 por Raúl (Administrador)
Etiquetas: ,

¿Quién se ha llevado mi queso? es un libro escrito por Spencer Johnson que aborda los cambios en el trabajo y en la vida y la necesidad de adaptarse a ellos. Ante esos cambios, se nos describen y analizan las cuatro típicas reacciones posibles: resistirse al cambio por miedo a algo peor, aprender a adaptarse cuando se comprende que el cambio puede conducir a algo mejor, detectar pronto el cambio y, finalmente, apresurarse hacia la acción.

Quién se ha llevado mi queso

Bien es cierto que, en mi opinión, ofrece una visión bastante idealizada y simplista de la realidad, pero a pesar de ello, pienso que puede ser muy útil para visionar los problemas personales de un modo más global y, de ese modo, poder estructurar cierto plan de acción de cara a poder superar los miedos y adaptarse a los cambios. Así, algunas de las ideas que podemos encontrar en esta obra y que, como digo, pueden motivarnos en la dirección indicada son:

El cambio ocurre

Anticípate al cambio

Controla el cambio

Adáptate al cambio con rapidez

Cambia

¡Disfruta del cambio!

Prepárate para cambiar con rapidez y para disfrutarlo una y otra vez

Ríete de ti mismo

Deja a un lado el miedo y siéntete libre

Obra del modo en que lo harías si no tuvieras miedo

Visualízate a ti mismo adaptándote al cambio y avanzando positivamente

En definitiva, un libro muy útil que, aunque no va a resolvernos los problemas en sí (sólo uno mismo puede hacerlo), permite motivarnos y, con suerte, hasta puede hacernos ver con más claridad las decisiones que debemos tomar para que nuestra vida tome el rumbo que deseamos. Personalmente, puedo decir que lo he leído cuando más lo necesitaba (no están siendo tiempos fáciles, que duda cabe), y me ha ayudado en varios aspectos: a abrir los ojos y ser consciente tanto de los errores como de los aciertos; a ver que las decisiones tomadas ante los diversos cambios acontecidos no han sido tan malas como pensaba, por lo que debo estar contento y no permitir que el dolor que siento tergiverse en lo más mínimo la utilidad y valentía de las mismas; y, finalmente, me ha motivado para seguir adelante con el fin de superar el dolor, mantener las decisiones adoptadas y adaptarme a los cambios y lograr todo aquello que desee.

Esperando que su lectura os resulte útil, os mando un saludo cavernario a todos.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir con un amigo