LA AMISTAD

Escrito: 17 agosto 2012 por Raúl (Administrador)
Etiquetas:

A veces, no sabemos darle el valor justo a la amistad sincera, nos olvidamos, al estar inmersos en nuestras propias rutinas diarias, que hay personas que nos quieren, que se alegran por nuestras dichas y se entristecen por nuestras desdichas, que nos apoyan y animan cuando más lo necesitamos, y que están ahí para todo. A veces, somos egoístas y no atendemos como deberíamos a esas amistades, no somos justos con ellas y, de repente, el día que menos te lo esperas, te sorprenden y te dan toda una lección de amistad demostrándote lo mucho que te quieren y lo mucho que te apoyan. Desde aquí, mi más sincero agradecimiento a todas esas amistades, no solo por estar ahí sino también por darme lecciones de verdadera y sincera amistad como las que a veces recibo. Últimamente, bien es cierto que el blog parece estar convirtiéndose en un diario adolescente en el que no recojo más que entradas de índole personal como esta, y, aunque prometo en un futuro volver a la senda anterior de entradas más ricas e interesantes, no es menos cierto que este último tipo de entradas me está siendo inevitable escribirlas por los momentos que estoy viviendo. Así que sí:

  • Sigo esforzándome cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día, cada semana, cada mes, por consolidar ese motivo con el que empezó todo mi cambio actual, y aunque cierto es que no está siendo fácil y no lo será durante un tiempo indefinido, yo seguiré esforzándome porque así sea.
  • Sigo deseando que esta rutina sin fin  en que se ha convertido el verano termine y, con ello, la tortura mental que supone el anhelo de querer que llegue algo que nunca termina de llegar.
  • Seguiré disfrutando de la amistad sincera que me brindan los pocos amigos y amigas con los que cuento, que al fin y al cabo son los que, muchas veces sin saberlo ellos mismos, me dan fuerzas para seguir esforzándome y son capaces de convertir esta rutina sin fin, aunque solo sea durante unas horas, en algo maravilloso y digno de disfrutar. Es todo un lujo y un consuelo saber que, tanto si las cosas van como uno desea como si no, siempre seguiréis estando ahí.

Gracias amigos. Gracias amigas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir con un amigo
  1. Jesús Anaya says:

    Joder, espero que estés bien, llego a saber que la cosa está así de tierna y te traigo de Hong Kong un peluche o una de esas cosas raras que tenían para abrazarlas gg. Bueno espero que la cosa esté bien y te vaya bien en todos los aspectos. Nos vemos en Alcatraz dentro de poco

  2. Raúl (Administrador) says:

    Respuesta a Jesús Anaya: ¿un peluche? Mejor no, jejejeje. La cosa no es que esté mal pero tampoco está para tirar cohetes. Ya queda poco para que se nos termine el permiso y tendremos que volver a la cárcel sí, sin remedio, así que ya mismo nos veremos y nos tomaremos esas cervezas que te debo por tu regalo “hongkoniano”. Un abrazo.