EL DESCUBRIMIENTO DE «LOST»

Escrito: 19 julio 2009 por Raúl (Administrador)
Etiquetas: , , ,

Recientemente he descubierto la existencia de esta gran obra televisiva. Sí, ya sé que lleva algunos años emitiéndose, pero por una u otra razón no he empezado a verla hasta ahora, y los que ya lleven tiempo siguiéndola entenderán a la perfección todo lo que estoy disfrutando con ella. Esto, entre otras razones, es lo que me ha animado a dedicar un post a la misma, lo cual no me viene nada mal por otra parte, pues como se puede comprobar mi actividad en el blog está siendo bastante escasa en los últimos meses.

Foto promocional de Lost

Lost es una serie coral que nos cuenta la historia de los supervivientes de un accidente aéreo que se verán obligados a convivir en una isla, en principio, desierta. Pero esa isla, aparentemente inofensiva y paradisíaca, encierra muchos secretos y misterios que poco a poco se van a ir desvelando. Hasta aquí puede parecer que el argumento es simple y manido, pero no es así. A medida que los capítulos avanzan se van desarrollando múltiples tramas no sólo alrededor de los propios supervivientes sino también alrededor de la propia isla, como si ésta fuera un personaje más. Igualmente es una serie muy dinámica, pues además de las historias que se van desarrollando en la isla se van insertando a modo de flashbacks las historias propias de cada uno de los personajes antes del accidente, y éstas son las que facilitan la comprensión de las pautas de comportamiento y de los miedos y preocupaciones que tienen cada uno de ellos en dicha isla.

Algunos de los protagonistas de Lost

Hasta aquí lo dicho permite justificar que estamos ante una serie verdaderamente atractiva y entretenida para el espectador (no he querido a ese respecto mencionar nada concreto de ninguna de las tramas para no estropear el factor sorpresa, fundamental en todos y cada uno de los capítulos), pero la grandeza de Lost radica precisamente en que no se queda solo ahí, sino que va mucho más allá mostrando componentes que animan, sin ningún lugar a dudas, a la reflexión. Algunos de estos componentes son:

  1. Conviene destacar, en primer lugar, las semejanzas que presenta con la magnífica obra El Señor de las moscas, de William Golding -ésta es una obra a la que ya he hecho referencia en una entrada anterior de este blog titulada Lectura para la reflexión I-: efectivamente, encontramos cómo los instintos más básicos (agresividad física y verbal, manipulación de las personas en pos del beneficio personal, etc.) se despiertan en situaciones límite para adaptarse al ambiente y lograr sobrevivir; asímismo se muestra cuán importante es disponer de un buen líder y de unos objetivos comunes para el óptimo funcionamiento del grupo; etc. Es muy probable, por tanto, que los guionistas de Lost hayan considerado esta obra como un punto de referencia para el desarrollo de la misma, pues se hacen múltiples guiños y menciones directas a ésta (p.e.: hay algunas escenas en las que Charlie habla directamente de esta obra).
  2. Miedo a lo desconocido: tras el accidente empiezan a suceder cosas extrañas para las que aparentemente no hay explicación. A este respecto, me fascina ver como actúan los personajes ante ese miedo a lo desconocido, llegando a ser completamente irracionales e insensatos en muchos casos. Esto nos tiene que hacer reflexionar para tratar de evitar la “profecía autocumplida”, cosa que algunos de estos personajes no logran. Éste es un término que se usa en Psicología para hacer referencia a aquellas pautas de comportamiento que los sujetos ponen en marcha para evitar la consecución de algo que temen pero que, finalmente, les llevan precisamente a aquello que trataban de evitar (p.e.: hay madres que ante el temor a que sus hijos enfermen están constantemente suministrándoles medicamentos y en muchos casos lo único que consiguen es, precisamente, que sus hijos terminen enfermando por una dosis mal administrada o cualquier otra razón similar).
  3. Religión: éste es posiblemente uno de los aspectos que mayor interés me suscita. En la serie se puede observar que hasta las personas menos creyentes recurren a la religión en momentos de flaqueza o en situaciones muy extremas. ¿Esto por qué ocurre? En mi opinión, este tipo de situaciones son las que más facilitan el que la persona recurra a este tipo de creencias, pues es en ese tipo de circunstancias en las que se hace más efectiva la función de tal fe, que no es otra que la de dar seguridad a las personas que la profesan (de hecho, para mí, ésta es la única función que cumple la religión y es lo que hace, además, que ésta siga aún existiendo, pues todo ser humano necesita creer en algo para darle sentido a su existencia). Es decir, la religión permite explicar lo que en un momento dado es inexplicable, da esperanzas al desesperanzado y ofrece seguridad al inseguro. Pero yo me pregunto, ¿es esa razón suficiente para creer ciegamente que Dios existe o que una determinada religión está en lo cierto en todo aquello que evangeliza? Son, en definitiva, preguntas con respuestas inciertas, inquietantes y ampliamente discutibles y es por ello por lo que despiertan en mí un interés desmedido.

Y como este análisis no pretende abarcar ni mucho menos toda la complejidad de la serie, voy a finalizar aquí este post, no sin antes decir que estamos posiblemente ante una de las mejores series de la última década y animar a todos aquellos que aún no la han visto a que hagan lo propio y que no solo disfruten con su visionado sino que también reflexionen sobre los temas tan atractivos que nos plantea.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir con un amigo
  1. Pincha says:

    Buen artículo Joe, como ves ya he conseguido entrar y echar un vistazo a tus textos. Nos vemos de ‘taberneo’, tomando el sol enseñando nuestros cuerpos prietos al astro rey (dándole motivos para la mofa), y si no, por estos lares.

  2. Raúl (Administrador) says:

    Respuesta a Pincha: me alegro mucho de que por fin hayas conseguido entrar. Espero que no sea ésta tu última visita por estos lares y que pronto estemos dándole nuevos motivos para la mofa al astro rey. Muchas gracias por tu comentario y ahora a seguir disfrutando de esta gran serie. 1 abrazo.

  3. Elízabeth says:

    Muy interesante, Rau. La verdad es que yo empecé a verla cuando la emitieron por primera vez en TVE. Pero después me desconecté. Creo que una de las razones de esto fue los constantes cambios en días y hora que realizó la cadena cuando se dió cuenta del filón de la serie. Total que al final me perdí algunos capítulos vitales para seguir con el desarrollo, y cuando retomé la emisión fue imposible enterarme de lo que estaba pasando. Espero que Cuatro la emita de forma más regular.
    Lo de la profecía autocumplida es muy interesante. Creo que me he autodiagnosticado. Yo siempre he sido un poco de profeta autocumplidora, pero poco a poco estoy intentado cambiar. Con respecto a la religión, lo cierto es que no había prestado mucha atención a este aspecto en la serie. Cuando me ponga a revisionarla me fijaré mejor. Tú análisis, de todos modos, es muy aclarador.

    Bueno, a ver si puede ser que el día en que quedemos me pongas al día de todos los sucesos interesantes que han ocurrido en la serie y que no nos has querido desvelar, ni analizar, por no herir la sensibilidad de los fan de Lost.
    Bss

  4. Raúl (Administrador) says:

    Respuesta a Elízabeth: una vez más, agradecerte que sigas manteniendo el interés no solo por entrar en el blog sino también por formar parte de él con tus comentarios. Lo que dices de los cambios que sufrió la serie en la 1 es indignante (de hecho finalmente acabó siendo emitida en la 2), pero no es nada nuevo en el mundillo de la TV, que con frecuencia falta el respeto a seguidores de series tan magníficas como esta. En cuanto a las emisiones en Cuatro, éstas sí van a tener, al menos en principio, cierta regularidad (emiten del orden de 2 capítulos por día de lunes a viernes a partir de las 15.30 horas, aunque si la audiencia no acompaña esto puede cambiar), pero tienes que tener en cuenta que ya han emitido la 1ª temporada y que actualmente están emitiendo la 2ª y la 3ª, lo que quiere decir que si te quedaste en algún capítulo de la 1ª vas a seguir algo «perdida» si los quieres ver por Cuatro. Siempre te queda, no obstante, la opción de descargarla de Internet, tal y como está haciendo un servidor.
    Por otra parte, los aspectos referentes a la religión, como ya he dicho en el post, a mi me parecen de lo más interesantes, y claro que están presentes. Espero que tengas la oportunidad de verla con atención y que captes todos estos aspectos, ya que es lo que hace que, en conjunción con el resto de elementos, esta serie sea tan grande.
    PD: Espero que podamos encontrar un «huequecito» para quedar y que no sea yo quien te ponga al dia con la serie, sino que hayas podido verla y podamos comentar todo aquello que hace que ésta sea una de las mejores series de todas cuantas se han hecho en los últimos tiempos.
    Muchos besos.

  5. Inma says:

    Me uno al club de fans de Lost. Hace tiempo que no me engancho a una serie de esta forma. He de reconocer que cuando la vi por primera vez no me pareció nada del otro mundo pero al tercer capitulo ya estaba eclipsada por la isla y sus personajes. Da unos giros impresionantes, los guionistas se merecen un gran reconocimiento porque es muy dificil montar una historia tan sorpredente y hacer que todo encaje. Un saludo Raul

  6. Raúl (Administrador) says:

    Respuesta a Inma: igualmente he de recnocer que a mí me pasó algo similar a ti, aunque no del mismo modo. Hace tiempo, cuando la serie comenzó, escuché hablar muy bien de ella pero pensé: «una historia de unos individuos que están perdidos en una isla tras un accidente de avión y que se alarga durante tantos capítulos no puede ser muy buena. ¿Cómo estirar tanto una serie que en apariencia no tiene demasiado que contar?» Así y todo, quedó en mi un interés latente por esta serie y por eso hice una anotación mental: «esta serie me la tengo que descargar de Internet y verla con detenimiento y tranquilidad». Y así fue, me animé por fin a descargarla y a verla y lo cierto es que no recuerdo haber disfrutado nunca tanto con una serie. ¡Es sencillamente sublime! Me alegra ver que la has visto o que la estas viendo, pues eso confirma algo que ya pensaba: eres una persona con criterio a la hora de elegir los libros que lees y las series que ves.
    Saludos.

*