Archivo del 5 enero 2009

Recuerdo que en el colegio y el instituto, entre otras muchas cosas, se estudiaban (y supongo que se seguirá haciendo) los distintos tipos de texto. Uno de esos tipos de texto es el periodístico que, como bien indica su nombre, es el tipo de texto que es empleado por parte de los periodistas en los medios de comunicación. Al respecto, recuerdo que una de sus características debe ser la objetividad, es decir, que a la hora de relatar alguna noticia en un texto de esta índole se deben dejar de lado las valoraciones personales y las actitudes tendenciosas para ser así fiel a los hechos tal y como éstos han sucedido en la realidad. ¿Es esto así realmente? Más bien parece que hoy día sucede todo lo contrario, siendo muy habitual el encontrar una misma noticia contada de forma bien distinta según el periódico que leamos o los informativos que veamos. ¿Y es esto respetable? Muchos consideran que sí, que al fin al cabo es difícil librarse de las propias ideas y que éstas, de un modo u otro, siempre hacen acto de presencia en todo aquello que uno escribe. Seguir leyendo»