REFLEXIONES BREVES IV

Escrito: 20 octubre 2019 por Raúl (Administrador) Etiquetas: ,

¿Qué hacer cuando no puedes retener algo que deseas, cuando se escapa de entre las yemas de tus dedos, cuando lo has tenido agarrado aun sabiendo que nunca ha sido ni será tuyo? Lo más maduro, lo más racional, es aceptarlo y dejarlo escapar, pero ¿cómo se le explica eso al corazón? Quizás el tiempo sea lo único que puede otorgar a éste una calma venturosa. Y quizás sea esto lo que, a su vez, ayude al raciocinio a comprender que estas “desventuras” son las que hacen de la vida algo interesante.

REFLEXIONES BREVES III

Escrito: 22 septiembre 2019 por Raúl (Administrador) Etiquetas: ,

La vida es un bucle sin fin que te hace afrontar constantemente situaciones que no deseas o para las que no estás preparado, y aunque bien es cierto que ello hace que sea tediosa y agotadora, al mismo tiempo y de forma paradójica permite que merezca ser vivida. Y es que la vida no es perfecta, pero es precisamente su imperfección el rasgo que la dota de sentido.

REFLEXIONES BREVES II

Escrito: 25 agosto 2019 por Raúl (Administrador) Etiquetas: ,

Somos nuestro pasado, y tan poderoso es éste que, a veces, la vida parece estancarse en él. Su huella resuena una vez, y otra, y otra… Es como el eco en un lugar montañoso que, por mucho que no lo desees, te contesta con tus mismas palabras sempiternamente.

REFLEXIONES BREVES I

Escrito: 23 julio 2019 por Raúl (Administrador) Etiquetas: ,

El éxito llega y, como al finalizar una gran actuación, ya crees que todo acabó, que todo está hecho. Pero en la vida nada termina, nunca se termina, siempre hay que empezar de nuevo.
Bendita ingenuidad creada por la euforia de lo logrado y bendita la vida, pues si no hubiera que empezar de nuevo cada cierto tiempo estaríamos muertos.

¿PARA QUIÉN ESCRIBES?

Escrito: 23 junio 2019 por Raúl (Administrador) Etiquetas:

A la hora de escribir algo siempre tengo en mente a los potenciales lectores y ello condiciona irremediablemente el cómo enfoco esto o aquello. A veces, me da más pánico una valoración negativa que la ya de por sí pavorosa página en blanco. Por ello, pocas veces me dejo llevar y escribo lo que me pasa por la mente sin más. Por el contrario, intento planificar y ver qué fibra puedo tocar, qué sentimiento logro remover.

Y está bien, es necesario incluso, tener esa planificación, pero también es conveniente a veces hacer un ejercicio de genuina libertad y dar rienda suelta a la pluma sin pensar en nada ni en nadie en concreto, siendo fiel a ti mismo y a lo que en cada momento sientes. Seguir leyendo»