Entradas con la etiqueta ‘Microrrelatos’

“EN TIERRA DE PÉSICOS”

Escrito: 21 junio 2018 por Raúl (Administrador)
Etiquetas: ,

Era un día más en la vida de Esteban. Sus ovejas pacían a orillas del río Narcea mientras él, meditabundo, no veía el momento de llegar a casa para reunirse con Nadia. Llevaban ya mucho viviendo juntos, pero pasaba tanto tiempo fuera de casa que siempre estaba deseando poder estar un rato con ella.

—Que frío hace hoy —dijo para sí en un susurro frotándose las manos.

En ese preciso instante, una flecha surcó el cielo desde el otro lado del río y descendió hasta alcanzar a un ejemplar de su humilde rebaño. Seguir leyendo»

“LA SOMBRA”

Escrito: 21 abril 2018 por Raúl (Administrador)
Etiquetas: ,

Aquella tarde Marcelo estaba ansioso por terminar. Se encontraba colocando, con gran diligencia, la última herradura a uno de sus caballos, cuando hizo acto de presencia en el establo su sobrino, ese al que todos tildaban de ser un bicho raro.

—¿Qué haces, tío? —preguntó el chico con timidez.

—¿A ti qué te parece, Jorge? A veces tienes preguntas de extraterrestre —respondió el hombre con cierto desdén. Seguir leyendo»

“PÓCIMA”

Escrito: 24 marzo 2018 por Raúl (Administrador)
Etiquetas: ,

—Yo de barcos no entiendo, pero dudo mucho que ese mejunje sirva para lo que le han dicho, mi amo —dijo Sebastián con la honestidad que se le había pedido.

—Calla, insolente —espetó Julián—. Ni siquiera sé para qué te pregunto.

—Perdón, amo —acertó a decir temeroso el fiel servidor. Seguir leyendo»

“ELÁSTICO”

Escrito: 27 agosto 2017 por Raúl (Administrador)
Etiquetas: ,

Caminaba por la calle, tranquilamente y al igual que cualquier otro día, camino de resolver un asunto sin determinar. No sabría precisar hacia dónde iba ni a hacer qué, pero allá que iba, con la seguridad de quien sabe hacia donde va. Como siempre, iba mirando allí y aquí, fijándose en cada detalle, en cada persona, en cada gesto o palabra, en todo. Algunos llamaban a eso “ser un cotilla”, él sabía que se equivocaban, ya que se dejaban llevar por sus absurdos prejuicios sin percatarse de lo mucho que a él le fascinaban el comportamiento humano y los pequeños detalles.
Inmerso en estos quehaceres propios de la observación, no le eran ajenas ciertas sensaciones que estaba empezando a experimentar en su boca. Sentía cierta incomodidad, como si los labios estuvieran pegados a las encías, como si la hilera de dientes de arriba estuviera fundida con la de abajo. Tenía la clara intuición de no ser capaz siquiera de articular palabra en caso de que el devenir callejero lo requiriera. Seguir leyendo»

“ACOSO”

Escrito: 20 junio 2017 por Raúl (Administrador)
Etiquetas: ,

Un sábado más volvía de casa de su abuela, acompañado en esta ocasión por una bolsa llena de cromos y su hermano pequeño. Jorge acostumbraba a visitar cada sábado el quiosco de su abuela quien, a pesar de no ser la persona más generosa del mundo, siempre lo obsequiaba con alguna dádiva. En esta ocasión había tenido suerte: ¡toda una bolsa llena de cromos de fútbol que esperaban ser abiertos! Caminaba exultante, deseoso de llegar a casa para abrir todos y cada uno de los sobres y comprobar qué le deparaba la fortuna. Ya se imaginaba a sí mismo el lunes en el colegio, presumiendo con sus compañeros de esos cromos tan difíciles de conseguir e intercambiando aquellos otros que salen una y otra vez.
De repente, toda la euforia se desplazó a kilómetros de distancia. Ahí estaba él, una vez más. Respondía al nombre de Lolo, un gitano de barrio marginal que en los últimos tiempos estaba haciéndole la vida imposible. Le robaba, lo agredía y lo humillaba cada vez que se lo cruzaba por el pueblo. Seguir leyendo»