PRIMEROS EPISODIOS DE “DRAGON BALL SUPER”

Escrito: 19 Marzo 2017 por Raúl (Administrador)
Etiquetas: , ,

Por fin, tras muchos avatares y gracias a Boing (quién me iba a decir que yo iba a terminar agradeciendo algo a alguna cadena del Grupo Mediaset), he podido visionar los 14 primeros episodios de Dragon Ball Super y lo cierto es que, hasta el momento, se me queda muy buen sabor de boca. Esto da cierta tranquilidad, dado lo pesimistas que eran las noticias que llegaban desde el país nipón y que ya recogí en su momento en Primeras críticas a “Dragon Ball Super”.

Para empezar, al verla tengo la sensación de estar viendo Dragon Ball, cosa que no ocurría con la paupérrima Dragon Ball GT, y eso ya dice mucho. Estamos ante un producto muy dragonbolero, permítaseme la expresión.

Goku vs. Bills

El dibujo es otra de las virtudes de esta nueva tanda de episodios. Muestra una gran calidad en muchas de sus secuencias, tanto por la nitidez de la imagen como por el trazo y color del dibujo. Reseñar, eso sí, que en algunas secuencias esta calidad baja (por ahí vinieron las críticas a las que se han hecho referencia más arriba) y el color parece algo artificial dada la intervención de los efectos digitales, pero a excepción de eso, la calidad es más que aceptable
¿Y el Opening? ¿Qué decir de él? Música y dibujo inmejorables, a lo que se debe añadir la virtud y el mérito de alejarse de sus predecesores. No es fácil realizar una secuencia de apertura tan buena como las anteriores y, al mismo tiempo, tan diferente. El listón estaba alto pero se iguala con bastante solvencia.

En el plano más negativo, quizás se pueden aducir tres aspectos: por un lado, los primeros episodios cuentan algo que ya sabíamos, que no es más que la historia ya vista en Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses. Salvo algún cambio de escenarios y vestuarios, es una calca de dicha película, por lo que la creatividad y originalidad en este comienzo brillan por su ausencia. Por otro lado, algo referente al doblaje en español. La voz de Goku ya no es la de Antonio Gavira, por lo que se hace difícil acostumbrarse a oír a Goku con una voz diferente y, quizás, más infantil e ingenua. Finalmente, hay que mencionar que la continuidad con la serie original no es absoluta, ya que en el resumen inicial del primer episodio se omiten la resurrección de Boo y todos los demás acontecimientos contemporáneos a éste (el paso de la infancia a la juventud de Goten y Trunks, el nacimiento de Pan, etc.). Todo ello ocurre 10 años después de la muerte de Boo, mientras que el inicio de Dragon Ball Super se sitúa unos meses después de la misma. Puede entenderse que quieran aprovechar el juego que aportan Goten y Trunks de niños, reutilizar el nacimiento de Pan para otros lares narrativos, etc., pero aun así resulta extraña la omisión de todo ello para una serie que pretende ser una continuación real y coherente de Dragon Ball. No obstante lo dicho, otra posibilidad es que las tramas actuales terminen llegando, precisamente, a esos acontecimientos ocurridos 10 años más tarde. Nunca se sabe, ya se verá.

Hasta aquí las conclusiones extraídas de lo visto hasta el momento. No cabe duda de que, siguiendo en esta línea y mejorando algunos puntos muy concretos, los fans de Dragon Ball podremos continuar disfrutando con las aventuras de Goku.

PD: aviso a navegantes. Planeta Cómic ha decidido traernos el Manga de Dragon Ball Super en el formato de la clásica Edición Serie Roja. De hecho, se respetará hasta tal punto la continuidad de aquella edición, que el primer número de esta serie será el 212 (el número 211 se corresponde con el final del Manga original). El 21 de marzo sale a la venta. ¡Sólo 2 días! ¡Preparaos para ir corriendo a vuestro quiosco más cercano!

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir con un amigo

*