SIN F1 EN ABIERTO

Escrito: 23 febrero 2016 por Raúl (Administrador)
Etiquetas:

Un año más, la F1 ha dado el pistoletazo de salida con la presentación de los nuevos monoplazas y los primeros test de pretemporada, y todo parece apuntar a que, de nuevo, dominarán los Mercedes. Ferrari, eso sí, parece haber dado un paso adelante y les pondrá las cosas algo más difíciles que la pasada temporada, pero está por ver si será suficiente. Por su parte, McLaren-Honda puede haber resuelto los grandes problemas de fiabilidad que el pasado año presentó su propulsor, pero lo que no está tan claro es si dará también un salto cualitativo en lo que a rendimiento se refiere, si bien parece que aerodinámicamente hablando estamos ante un buen coche. Igualmente, otras escuderías parecen haber progresado respecto al año pasado, véanse los casos de Manor o Force India. De un modo u otro, lo que parece claro es que, a pesar del previsible dominio de Mercedes, estamos ante una temporada interesante, y no sólo por lo que podremos ver en pista sino también por cómo ello irá siendo determinante de cara a la temporada próxima en la que cambiará el reglamento y todo, posiblemente, podrá ser diferente. Pero ahora es cuando viene el punto negativo, porque si bien es cierto que se observan ilusionantes progresos en muchas escuderías, no ocurre lo mismo en el plano en el que nos movemos nosotros, los espectadores de la F1 en España, que tendremos que sufrir dando, como ya bien se sabía desde la pasada temporada, un gran paso atrás al pasar de ser emitida en abierto por Antena 3 a ser emitida en exclusiva por Movistar +. Por tanto, o pagas una cifra que gira en torno a los 60€ o te quedas sin ver la F1, algo indignante a la par que abominable. Así las cosas, los que puedan permitirse el lujo de pagar la citada cifra podrán disfrutar de, eso sí, una fantástica cobertura ante cada carrera, mientras que los que no podemos, como es mi caso, sufriremos y nos morderemos las uñas ante cada Gran Premio al no poder presenciar en directo quién logra la pole o quién sube a lo más alto del podio. En definitiva, una mala noticia ante la que no debemos quedarnos callados y que bien merece todo nuestro rechazo pero que a mí, eso sí, no me va a hacer perder el interés y la pasión por este interesantísimo y sofisticado deporte.

¡Un saludo cavernario!

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir con un amigo

*